He ahorrado lo suficiente como para comprar un coche de segunda mano, trabajo media jornada en un taller de confección por lo que mis sueldo es más bien bajo, pero es que vivo con mis padres mientras termino de sacarme la carrera de enfermería y este trabajo me da para los gastos. No sin esfuerzo y sacrificios he conseguido el dinero suficiente para comprar un coche que he visto en la calle con un cartel, sé que no es lo más ortodoxo pero es que no me da para más.

Me encanta el modelo y la marca, y el color rojo de la carrocería va mucho con mi personalidad porque soy una persona muy alegre. El coche es bastante asequible, así que después de una pequeña prueba le digo al señor que lo vende que me gustaría que lo viese un mecánico. El señor no me pone ningún impedimento y en cuanto el mecánico me da el visto bueno, vamos a la gestoría y firmamos la sucesión del vehículo y se lo pago.

Voy como un niño con zapatos nuevos, por fin me he comprado un coche. En ese momento un mosquito del tamaño de Granada se estrella contra el parabrisas y lo mancha todo, acciono el limpiaparabrisas y no funciona, ni tampoco el chorrito del agua que sale para la limpieza. Me dirijo al mecánico y me dice que esta estropeado, se disculpa alegando que nadie prueba el limpiaparabrisas de un coche cuando lo compra.

Me explica que no hay mayor problema que busque en www.autingo.es el repuesto y que por las molestias me lo arreglará sin coste alguno. Me parece un gesto muy generoso por su parte, pero no puedo evitar sentirme engañada por el señor que me ha vendido el coche. Un desperfecto así lo conoce el dueño y si no lo puedes reparar por lo menos lo dices aunque tengas que hacer una pequeña rebaja en el precio final. Sé que es un coche de segunda mano y que no puedo pedir más por lo que me ha costado. Solo pido un poco de respeto por parte de estos vendedores sin escrúpulos que aun sabiendo que hay algún problemilla en el coche lo venden como si nada. Por suerte ha sido cosa de poco y no me ha costado mucho, además la instalación de la nueva pieza no me va a costar nada así que me puedo dar con un canto en los dientes.