La limpieza no solo se basa en el aseo diario de cada persona, sino también en la ropa que nos ponemos a diario, además de la casa en la que vivimos. A todos nos gusta vivir entre limpieza y nada de lo que tenga que ver con la suciedad nos interesa, es verdad que siempre hay excepciones que confirman la regla pero desde luego podemos decir que son los menos ya que como bien he dicho a todos nos gusta convivir con muebles limpios además de los suelos. El gran problema deriva en la falta de tiempo con la que contamos muchas personas, no todo el mundo puede levantarse por la mañana y ponerse a enjabonar la cocina, no todos pueden vaciar un mueble para limpiar todo lo que alberga en su interior, hay a quienes a veces la limpieza les viene grande sobre todo cuando se trata de familias numerosas en las que no están bien organizados y la limpieza se les hace cuesta arriba.

Mi intención no es la de darle a nadie clases de cómo mantener su casa, pero si la de dar algunos consejos que nos aseguren una segura limpieza más que nada por salubridad. La suciedad puede atraer bacterias que en un momento dado pueden incluso afectar la salud de los más pequeños sin que nos demos cuenta. Por eso siguiendo unas pautas en orden este tipo de problemas de pueden llegar a evitar, por ejemplo los niños cuando llegan a una edad son capaces de hacer más cosas de las que nos pensamos, lo que ocurre que nuestra protección hace que no les dejemos evolucionar e ir saliendo poco a poco del nido,  pequeños gestos como llevar la ropa sucia al cesto, o quitar y poner la mesa, o meter un cubierto en el lavavajillas, pueden hacer que nuestras tareas sean algo más llevaderas, no es lo mismo ir detrás de cuatro personas recogiendo sus trastos cuando llegamos del trabajo que llegar y que todo esté recogido y en su sitio. En cuanto a la mañana que suele ser la más caótica lo mejor es enseñarles a cada uno hacer su cama, si tenemos niños muy pequeños que todavía no son capaces lo mejor para no estar preocupados en que la haya podido mojar es usando un empapador desechable de esa manera nos aseguramos que la cama está limpia y la podremos hacer sin problemas y sin entretenernos, pequeños gestos que al final nos hará vivir de la mejor manera posible.