Cuando se habla de Vietnam y Camboya sin lugar a dudas se trata de la mejor alternativa en viajes turísticos, exóticos y de placer para realizar; esto se debe a la cercanía que existe entre los dos países, así como en la cultura tan estrecha que comparten.

Por un lado se encuentra la región vietnamita, un espacio que recientemente en la historia a sido devastado por las guerras; este posee acceso al mar meridional de china, su capital es Haóni y es un lugar que destaca por sus lagos, ríos, playas, budistas y vida.

Mientras que por otro lado se encuentra Camboya, un lugar que destaca por la mística que se oculta en sus orígenes; esta es una ciudad que ha sido ocupada durante siglos por los habitantes del antiguo reino Jemer.

Además la capital de Camboya, Nom Pen fue destacada como capital de este imperio durante largo tiempo; en la actualidad al hablar de este país asiático, directamente se habla de misterio, magia, cultura y religión debido a la presencia de los múltiples templos.

En una primera instancia se presenta la belleza no sólo exótica sino imponente de Vietnam, y la calidez de un pueblo que a pesar de las profundas heridas que genero la guerra este no deja de ser receptivo con los visitantes extranjeros.

Y en una segunda instancia se presenta la belleza sin lugar a dudas misteriosa que oculta el reino de la antigua Camboya, que permite además el acceso hacia sus raíces a todos aquellos expedicionarios que deseen incurrir en una aventura.

Esta combinación entre Vietnam y Camboya es lo que permite que los turistas se decanten por visitar ambos espacios en simultaneo, además las similitudes en cuanto a las tasas cambiarías de las monedas locales facilitan la adquisición de las mismas a los viajeros.

Por otro lado algunas agencias y guías turísticos han establecido para su presentación en el mercado diversos programas de viajes que proporcionan un recorrido en ambos países, incluso en unos cortos 15 días que no serán suficientes para maravillarse con todo lo que se ve.

Estos viajes pueden variar en su punto de inicio, ya que si el clientes lo desea se puede iniciar la travesía por Camboya o por Vietnam según sea la preferencia; el vuelo entre ambos países no demora por encima de las dos horas.

Esto es una ventaja si se habla en términos de aprovechamiento racional del tiempo, ya que permite no gastar tiempo de las vacaciones en el molesto viaje entre países.